Marmitako de Almeria




No es que el marmitako sea almeriense (aunque es un guiso de pescao de los muchos que se preparan en todas las ciudades marineras de España), no seré yo quien le cambie de comunidad ni quiero ahora tener problemas regionales. Éste como todos sabéis es un plato de origen vasco, que preparaban los pescadores con los restos de pescados pero su nombre viene de la marmita en la que se preparaba a bordo de los barcos, de ahí marmitako.
Mi madre preparaba un marmitako muy a su estilo, que no difiere mucho de la que pudiera ser la receta original porque con esto pasa como con el gazpacho, el salmorejo, el cocido y tantas comidas que cada uno le da su toke y hay tantos como pueblos de España. Es un guiso jugoso y a quien le guste picante, pues bien picante.


Marmitako, receta para unas 5-6 personas.

Ingredientes:

900 grs de bonito ya limpio y en trozos mas o menos grandes

3 cebollas

2 tomates sin pepitas ni piel

2 pimientos verdes

2 pimientos choriceros

1 picante para el que guste

aceite de oliva español

1 litro aprox de agua

vino blanco mejor sino es peleón

sal

1 kilo de patatas preferible de la harinosa

Elaboración:

Tiene poca complicacion.

Podemos hacer dos cosas o freír un poco los dados de bonito, pasandolos por harina y friendo en aceite de oliva español y reservamos hasta la hora de incorporarlo al guiso o echarlos sin freír que tiene menos calorías. Yo no lo frío.

Picamos las cebollas daditos pequeños y las sofreímos en dos cucharadas generosas de aceite de oliva español, en la misma marmita o cazuela que vayamos hacer el guiso, mientras pochamos la cebolla cortamos en daditos el tomate sin piel ni semillas, queda mejor luego en el guiso. Lo añadimos y sofreímos también.

Seguidamente incorporamos el pimiento se pude cortar en juliana ( trocitos finos ) o como yo hago en 4 trozos para que al que no guste lo pueda apartar sin problemas.. También lo incorporamos al guiso.

Mientras ponemos un cacito pequeño con agua caliente y remojamos unos minutos los pimientos choriceros abiertos y sin pepitas. Reservamos hasta que se enfríen un poco.

Una vez pochado todo, añadimos el vino y dejamos evaporar unos minutillos, las patatas cascadas en trozos no muy grandes y agua hasta cubrirlas, añadimos colorante alimentario, si se quiere, o unas hebras de azafrán. Yo le pongo una puntita de colorante.

Como los pimientos choriceros estarán tibios es el momento de sacarle la pulpa con una cuchara e incorporarlo al guiso, removemos bien. Hay quien le pone guisantes al guiso, eso ya es a gusto de cada uno.

Pinchamos las patatas y si están tiernas, añadimos los dados de bonito, le damos un hervor de unos 5 minutos, tened cuidado el bonito se hace rápidamente, cuanto menos guisado este mejor sabrá, pero ¡¡ojo¡¡ no lo pongáis crudo. Ahora es el momento de salar a gusto de todos.

El guiso debe de tener caldo y debe de estar trabado, si las patatas son harinosas y las habéis cascado se trabará solo, si lo veis muy liquido podéis sacar una patatas machacarla y añadirla la caldo, así queda mas trabado, nada de añadir harinas ¡¡¡


Solo me queda deciros que lo decoréis con perejil y ¡¡que aproveche¡¡¡

Seguir leyendo...

Diploma CUM LAUDE

Nuestra querida Sefa del http://buenyantar-sefa.blogspot.com
ha tenido a bien acordarse de mi por el segundo aniversario de su Blog y ha diseñado este bonito diploma para que nos acordemos de esos dos añitos.

Dos años¡¡¡ ya son muchos en este mundo bloguero, Sefa desde aquí quiero darte las gracias, sobretodo felicitarte por tu constancia y por deleitarnos con tus ricas recetas, tan cercanas, con esa forma tan practica que tienes de explicarlas y por lo fáciles y sanas que son. Gracias.

Hay que responder a una pregunta que nos hace http://buenyantar-sefa.blogspot.com/

¿ Porque empezaste tu blog ?

Pues comencé por la insistencia de mis hijos que me veían muy interesada con esto de las recetas y de Internet, también algunas buenas amigas me empujaron un poquito para decidirme. Así que con un poco de aquí y otro de allá salio este blog sin ninguna pretensión, con pocos conocimientos, sin animo de nada, solo de poder tener las recetas de mi abuela, mi madre,mi hermana y mías para mis hijos, sobrinos y algunos amigos recopiladas, así no tienen que llamarme por teléfono.
Seguir leyendo...