Arroz con alcachofas y butifarra negra de Campohermoso




Desde que vi la foto del arroz en el facebook de la Dolors Blog de Cuina, tenia ganas de hacerlo y lo hice un domingo sin prisas. 

Las alcachofas de temporada, asi que uno de los ingredientes salvados y la butifarra negra también, no es catalana, es de Almeria, de Campohermoso, Níjar, pero tan buena como la que mas. Es largo pero interesante.

El municipio de Níjar es uno de los más extensos de España. 
Está situado al este de la provincia, en la línea de cumbres de Sierra Alhamilla y la costa sudoriental mediterránea, en la zona denominada Campo de Níjar.
Los núcleos con mayor número de habitantes se encuentran en Campohermoso, San Isidro , la Villa de Níjar y San José en época estival.
En la comarca de Níjar se han hallado yacimientos en el Marchal de Inox y el Cerro de los Tiesos, en el poblado de La Molatilla cerca de Las Negras, en Hortichuelas y cerca, en Sierra Alhamilla, en el cerro del Rayo y el cerro de Enmedio

  • A fines del II milenio a. d. C. desaparece paulatinamente el orbe argárico y se inicia el período final de la Edad del Bronce, recibiendo la comarca numerosas influencias que llegan desde el interior. La principal vendrá desde el reino de Tartesos, en la desembocadura del Guadalquivir. Sobre el año 1000 a. d. C., las civilizaciones avanzadas del Oriente Mediterráneo iniciaban su expansión marítimo-comercial hacia los límites del mundo conocido.
  • Los Fenicios (800 - 600 a. d. C.)
El Cabo de Gata, al que los Fenicios llamaron Promontorio Charidemo (Promontorio de las Ágatas), fue lugar de paso hacia Tartesos en su ruta de comercio. Fundaron Gádir (Cádiz) y situaron poblados y factorías desde Málaga a Villaricos, al norte de Almería. 
Expertos en la exportación de las riquezas minerales que hallaban en sus expediciones, los fenicios introdujeron los avances culturales de Egipto, Siria, Mesopotamia, etc.....

  • Grecia y Cartago (600 - 300 a. d. C.)
Durante el siglo VI a. d. C. En Huebro acampaban los púnicos y de esta época parece datar un templo en el Cabo, dedicado a una diosa marítima, tal vez Tartesia, que los griegos identificaron con Afrodita.
En la "Ora marítima", de Avieno se explica que después del "Promontorius Pityussa" (punta del sabinar) y del "Sinus Urcitanus" (Golfo de Almería) se llegaba al "Promontorium Veneris" o montaña de Venus (Cabo de Gata). El "lugun Veneris", templo en honor de Afrodita que los romanos después destinaron a su Venus y que debió estar situado en el Cerro de la Testa, en el mismo Cabo.
  • Los pueblos Íberos (Siglos VI - III a. d. C.)
Entre 535-264 a. d. C. el Sureste de Iberia estuvo bajo la hegemonía púnica y la de sus famosos generales Almílcar, Asdrúbal y Aníbal. Tras las luchas de griegos y cartagineses, estos últimos pactaron con Roma (348) su control desde Mastia (Cartagena) hacia el oeste sobre Andalucía.
Con intereses mineros en Baria (Villaricos), Malaka, Sexi (Almuñécar) y Abdera (Adra), la comarca de Níjar fue seguramente zona de paso, en la que no han quedado apenas referencias documentales ni arqueológicas.
  • La ocupación romana
El desembarco de Roma en Ampurias (Gerona), en el 218 a. d. C., supondría el final del mundo cartaginés, llevando al Mediterráneo a un destino común: la unificación romana.
Abundan los restos materiales de la época: cepos y ánforas en el Cabo y playas de San José, Cala Higuera, Escullos y Rodalquilar, villas, fábricas de salazón, enterramientos y restos de calzada romana y obras hidráulicas.
  • La ocupación tardó 150 años en consolidarse. Hasta entonces, el interés de Roma giró en torno a la metalurgia en el Sudeste y en Níjar al oro de Rodalquilar, la actividad pesquera y las salinas. Los aljibes fueron realizados para el cultivo local y para abastecerse en las rutas hacia el interior. Antes de la caída y división del imperio, los bárbaros del Norte y "mauros" ya invadían estas tierras, cayendo en el olvido en los siglos VI y VII. 
Esta época dejó influencias del Egeo, como el muro encalado, la planta central y las cúpulas de color. En el s. VII, bajo el obispado visigótico de Urci (en Huércal de Almería), conviven comerciantes orientales y judíos con restos de población romana, griega, ibérica y norteafricana.
  • El Islam 
Desde el año 711 y hasta 1492, Andalucía, será una sociedad árabe, con fases de dominio militar y cultural alternativos muy diferenciados,Entre los años 840 y 861, los constantes ataques normandos animan al emir Omeya a construir fortalezas defensivas en la costa.
La primera y más famosa se situó en Qabit Bani Aswad (Cabo de Gata), probablemente en la Fabriquilla (850). Este ribat (fortaleza de vida mística y guerrera), será la primera construcción comunal islámica de importancia en la comarca de Níjar.
  • Los Moriscos (1492 - 1568)
La capitulación de Granada en 1492 garantizaba a los derrotados libertad de culto musulmán. Los mudéjares (mudaijan: domesticado) convivían con los cristianos desde el s. XI, respetándose sus costumbres, casa y trabajo a cambio de tributo. Aparecen ahora los abusos de los colonos cristianos que acaban con una revuelta en Níjar en 1501, esclavizando y vendiendo a sus pobladores.
  • Los "cristianos viejos" aprendieron las técnicas agrícolas de regadío de los moriscos, el cultivo del moral y la morera para la actividad artesanal del tejido, los telares que aun se conservan (fabricación de jarapas); la carpintería, el esparto, la alfarería y también el pastoreo comarcal de cabras, lanar y vacuno desde la sierra a los llanos de la costa. 
Se comienza a construir la iglesia, con tres naves, aprovechando la dimensión de la torre fortaleza de la antigua mezquita: cabecera con arco apuntado y coro trasero, muros encalados y techo artesonado de magnifica conservación y belleza.La iglesia de Huebro era de parecidas características. Lucainena, Turrillas, Níjar, Inox, Tarbal y la Matanza fueron los principales núcleos habitados hasta la sublevación morisca de 1568 y la expulsión definitiva en 1570.
  • El siglo XVIII. Los castillos. 
A partir del año 1600, el hábitat de la comarca fue configurado de forma definitiva por los asaltos de los beréberes y piratas desde la costa, por fuentes y frecuentes terremotos, plagas de langosta, peste y los inmensos rebaños (hasta 600.000 cabezas de ganado) de las oligarquías ganaderas de Granada y Baza (la Mesta, heredera de las rutas de trashumancia nazaríes) que venían a pastar a la comarca colaborando en la desertización del paisaje.
  • A mediados del s. XVIII, Carlos III promulga el Reglamento de defensa de la costa. Existían, desde la expulsión de los moriscos, fuertes (San Pedro y Santiago en Rodalquilar) que contaron con guarnición y varias torres que, desatendidas por inseguras, no sirvieron para estabilizar la región.
  • Antes de finalizar el siglo, se restauran y construyen otros nuevos, como el castillo de San Felipe en los Escullos (1771); el de San José, del que hoy sólo quedan los cimientos; San Ramón, en el Playazo de Rodalquilar, y San Francisco de Paula, en Cabo de Gata (desmantelado).
Hasta este momento los asaltos de piratas y desembarcos de naves africanas tuvieron en vilo a la Compañía de milicia urbana de Níjar, que atendía desde la torre de Mesa Roldán hasta la de la Vela Blanca y el Castillo de San Francisco de Paula, en Cabo de Gata.
La mejora proporcionada por este sistema favoreció la consolación de núcleos de población como Fernán Pérez, Pozo de los Frailes, Los Escullos, Cala Higuera y los pescadores de la Almadraba de Cabo de Gata, inaugurándose un nuevo sistema de hábitat.
  • En la última década del siglo se crea el Marquesado de Campohermoso. Desde ahora y hasta mediados del XIX la ganadería y el secano cerealista, la pequeña propiedad y la dispersión parcelar se adueñaron de la comarca, generándose una aumento espectacular de la población (6.000 habitantes en 1840).
  • El pantano de Isabel II (1850), megalítica obra hidráulica inaugurada por la reina, que quedó repentinamente obsoleta, marcó la transición de la vida agrícola a la minera en la comarca de Níjar. (Datos tomados de www.infonijar.com )
Y todo esto por la butifarra que se fabrica en esta comarca ¡¡¡ anda que si llega a ser algo mas grande ¡¡¡¡.
Son exquisitos todos sus embutidos.
Vamos a la receta:

Ingredientes para 5 personas:
Costilla de cerdo a trozos
4 – 6 alcachofas
8 ajos
1 cebollas medianas
1 pimiento verde
1 cucharadita de pimentón dulce
butifarra negra a gusto, una rodaja x persona la menos
400 gr. de arroz bomba
caldo de verduras
sal, pimienta
aceite de oliva español 

Elaboración:
En una sartén amplia con el aceite, poner la costilla a trozos, salpimentar y freír a fuego fuerte unos minutos. Reservar.
En el mismo aceite poner los ajos , las cebolla y el pimiento troceados pequeños, las alcachofas a láminas no muy finas y salar. Cocer unos 10 minutos junto a la costilla.
Añadir el arroz, dar unas vueltas, le ponemos la cucharadita de pimentón, el mío era murciano, agregar el caldo hirviendo y dejar 10 minutos a fuego fuerte , luego bajarlo y cocerlo hasta que esté a nuestro gusto. Añadiendo más caldo si fuera necesario, si os gusta caldoso ya sabéis el doble  mas la mitada de caldo. Rectificar de sal y pimienta.

Añadir por encima rodajas de butifarra negra sin la piel y dejar un par de minutos más en el fuego.
Sacar el arroz del fuego y dejarlo reposar unos 5 minutos. 



No he usado colorante ni tomate tal como indicaba la Dolors y lo he dejado reposar unos 5 minutos tapado con un paño.



¡¡¡ Que aproveche ¡¡¡¡
Quiero comunicaros que participo en un concurso gastronomico, no es que piense ganar, hay blogs mucho mejores que los míos, pero me hace mucha ilusion participar.

Os dejo el enlace por si os apetece votarme es Aquí. Si encontrais AJOBLANCO, ya sabéis, votar, es un voto por dia. Gracias por dedicarme vuestro tiempo.

Seguir leyendo...