Va de quesos, CHEESE BAR, el paraíso de los amantes del queso

Sabéis, lo que me conocéis bien, que no suelo hacer publicidad en mi blog, soy una romántica, mas bien "rarilla", para estas cosas y no es que lo vea mal, que va
 !!! todo lo contrario¡¡¡¡ 
Igual un día me decido a ponerla.
Inauguro una nueva sección, Restaurantes, la de mostraros=enseñar algunos restaurantes que visito. Ni serán todos los que voy ni estarán todos los que hay en mi lista.



Hoy os presento el Cheese Bar, en José Abascal, Madrid, lo traigo a mi blog porque me encontre con un paisano trabajando allí, Alvaro, de Almeria, de el Ejido concretamente, teníamos amigos comunes (Debora÷Antonio) y mi hija Lola, le comento que lo publicaría en el blog.
¿ Quien dice que no a una hija??
Y dicho y hecho aquí estoy comentando lo bien que fuimos atendidos, lo bien que comimos y lo cómodo que nos sentimos.
Y eso sin saber que éramos paisanos, que surgió después, casi a los postres, los que no pudimos comer.....



La decoración nos gusto mucho, pero mas el trato tan amable y la calidad y presentación de los alimentos que tomamos.
La decoración es muy moderna, hay varios espacios muy agradables, decorados con fotos, cuadros y platos con referencia a las vacas.....




Lo pasamos muy bien, porque en una comida es de lo que se trata. Ambiente agradable, apetito, buena comida y buena compañía, nosotros teníamos todos los ingredientes.




A la entrada nos encontramos con una barra pequeña, en la que se puede desayunar sano a base de lácteos como yogures, requesones, quesos frescos, cuajadas y leches de vaca, oveja, cabra y búfala, o bien para un picoteo ligero. Tiene carta propia y esta atendido por una simpática chica de la que siento no acordarme de su nombre..

 


Pero si recuerdo a Jose, jefe de sala con una simpatía, amabilidad  y cordialidad estupenda, el maitre Javier que nos aconsejo y explico pacientemente tanto la carta de los quesos como de los vinos y de Sergio, el Maestro Quesero o Maitre Formages, que nos proporcionó todo el asesoramiento e información sobre los quesos que degustaríamos. Preparando las tablas de quesos en la barra a la vista de todo el publico.
Probablemente haya rebautizado al personal de sala, si es así ya sabéis que el "alemán" hace de las suyas....



Aquí una "guiri" que tenia ganas de posar y le gusta.







Después de un acogedor pasillo damos con un espacioso comedor con varios ambientes, con mesas separadas de distintos tamaños, con sofás, sillones y sillas muy cómodas. Y al fondo de ese comedor, protagonista absoluta, la barra de trabajo, respaldada por la gran vitrina/cámara acristalada donde se conserva el más de centenar de quesos que se ofrecen al público. Un paraíso.
 


Habrá unos 146 tipos de queso diferentes, procedentes de todas las regiones españolas y de otros ocho países europeos, con la garantía de Poncelet, al que conocí hace unos 2 años en la C/ Argensola, un local también acogedor, el paraíso de los queser@s, frente al portal del Taller del Modisto Jorge Vazquez.




Detalle de la barra


Cuentan con una pequeña bodega pero muy interesante. tomamos un Finca Resalso del 2009, de Emilo Moro, D.O. Ribera del Duero, muy adecuado para los quesos que teníamos sobre la mesa.


El jardin vertical en un lateral del comedor llama mucho la atención y le da un ambiente cálido y refrescante. Tendrá unos 30 metros cuadrados y con más de mil plantas, ¡¡¡ esta genial ¡¡¡




Vi con agrado que utilizan aceite de Oliva español, en concreto de Andalucía, Castillo de Canena, entre Úbeda y Baeza en Jaén, tierra de buenos y exquisitos aceites, como sus gentes.



 Los entrantes y el Pan de diferentes variedades. Falta pan y colines porque mis "acompañantes" estaban ansiosos por picar y mojar... :))))




Comenzamos por unas ensaladas.


ensalada de Roasbeef napado con no me acuerdo, brotes verdes, germinados y queso Gruyere 




Ensalada verde de brotes, carpaccio de champiñones, hilos de apio, crujiente de no me acuerdo y queso de cabra....




LAS TABLAS DE QUESO, pedimos dos diferentes de internacional, para poder probar todos, nos fue imposible terminarlas y éramos 4 comensales.




Lamento las fotos y la mala memoria, pero las hicimos con el móvil, las fotos no mi memoria.


Cada tabla de quesos va acompañada de su correspondiente información.


Bien regadas todas las tablas.




 Champagne Laurent-Perrier Brut ¿ os apetece??? 




Os puedo decir que nos fue imposible tomar postre y la carta era muy apetecible.



En la parte superior del Cheese Bar nos volvemos a encontrar a...
 .... la chica de antes,  que subió a la biblioteca para ponerse al dia en las diferentes variedades de quesos.




 "La biblioteca" (con Wi-Fi), un espacio con una amplia colección de libros sobre quesos con unos cómodos sillones y mesitas, que segun nos contaron se realizan diferentes eventos: conferencias, catas, charlas, presentaciones... a cargo de expertos.



La bolsa con la que puedes llevarte los quesos que mas te gusten a tu casa.


Y después de esta copiosa comida os dejo esta frase que me encontré a la entrada de un ascensor.




 ¡¡¡¡ Felices vacaciones ¡¡¡¡¡¡
Seguir leyendo...